Fraude bancario a través de la clonación de tarjetas de crédito en República Dominicana

Uncategorized

En los últimos años ha existido un repunte del delito de clonación de tarjetas de crédito en la República Dominicana, las autoridades afirman que este fraudulento e ilegal negocio está liderado por extranjeros que operan mayoritariamente en los polos turísticos de la provincia de Santo Domingo, Puerto Plata, Santiago Rodríguez y el Distrito Nacional. Por delante de los estafadores propiamente dominicanos se han encontrado en mayor número timadores provenientes de Venezuela, y en menor cuantía provenientes de

Colombia, Hungría, Haití. El perito y consultor venezolano Carlos Eduardo Salinas Rodríguez indica que la mayoría de sus coterráneos que emigran hacía la República Dominicana, lo hacen con buena voluntad y ganas de trabajar, escapando de la terrible situación económica que vive Venezuela, pero un grupo de malhechores y oportunistas han llegado a la República Dominicana para asociarse con dominicanos y ciudadanos de otras nacionalidades para cometer delitos de fraude clonando tarjetas de crédito.

Vale la pena aclarar que no es un delito nuevo en la República Dominicana ni exclusivo de extranjeros, pero al tratarse de un país muy abierto al turismo, donde llegan ciudadanos de todas partes del mundo y que manejan mayoritariamente dólares y euros, la clonación de tarjetas de crédito se convierte en un negocio muy apetecible para delincuentes propios y extraños.

Clonación por captura de banda magnética
El consultor Carlos Eduardo Salinas Rodríguez señala que uno de los métodos usados para la clonación de tarjetas de crédito en la República Dominicana es a través de un dispositivo que consigue leer las bandas magnéticas de las tarjetas. Este dispositivo cabe perfectamente dentro de la palma de la mano por lo que los delincuentes pueden esconderlo fácilmente sin levantar sospechas. Cuando una tarjeta es pasada a través de este dispositivo, el mismo almacena la información de la banda magnética y posteriormente los delincuentes fabrican una tarjeta de crédito falsa que será usada para realizar consumos a nombre de la víctima o usan los datos obtenidos para compras por internet. Para evitar ser víctima de esta modalidad es sumamente importante no perder de vista la tarjeta de crédito en ningún momento cuando se realiza un pago, ya que en cualquier descuido la tarjeta puede ser pasada en cuestión de segundos por un dispositivo capturador de datos. Es recomendable asistir a comercios donde el operador de la caja no

manipula las tarjetas de crédito de los clientes y donde es el mismo cliente quien introduce su tarjeta en el lector o verifone y tiene control en todo momento de su instrumento de pago.

La captura de la información de la tarjeta puede hacerse también por artificios colocados en los cajeros automáticos, sobrepuestos sobre los originales, por lo que resulta importante dar una revisión a cualquier cajero automático antes de usarlo.

Clonación o estafa por medios digitales

Dado el auge del comercio electrónico muchos timadores y bandas criminales dedicadas a la clonación de tarjetas en República Dominicana han centrado sus energías en obtener información de las tarjetas de crédito de sus víctimas a través de medios digitales. Llegan a personas incautas a través de falsos correos electrónicos, falsas promociones o falsos sitios de comercio electrónico que ofrecen estupendos precios con descuentos “inimaginables”.

El experto Carlos Eduardo Salinas Rodríguez revela que una de las señales que indica que estamos frente a un sitio fraudulento, es que se solicita el PIN de la tarjeta de crédito, el cual solamente es usado para retirar dinero en efectivo en cajeros automáticos o para algunas compras en puntos de ventas, para compras por internet nunca será solicitado el PIN. Si el sitio web donde estás comprando parece seguro pero aún tienes tus dudas, verifica que en la plataforma de pago el inicio de la URL tenga las letras HTTPS acompañadas de un pequeño icono con forma de candado y verifica que el sitio web cuente con suficientes y verificables datos de contacto. Evita abrir correos que solicitan “actualización de datos” de tus instrumentos bancarios y asegúrate de contar en tu computador con un buen antivirus que ofrezca controles antimalware y antiphising.

Ministerio Público tras la pista de los delincuentes

En República Dominicana existe la Procuraduría Especializada en Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, un apéndice del Ministerio Público dominicano que investiga entre otras

cosas, los casos de clonación de tarjeta de crédito, un flagelo que representa millones de pesos en pérdidas para los bancos dominicanos cada año. Los bancos cuentan con sistemas que estudian los patrones de consumos de sus clientes y crean alertas cuando existe algo fuera de lo normal, evidenciando a tiempo el delito de clonación. Si tu banco no te ha dado ninguna alerta y descubres que están usando tu tarjeta de crédito sin autorización, notifica inmediatamente al banco para anular el instrumento de pago en cuestión y desconocer la transacción. También puedes denunciar a las personas o establecimientos que realizan clonaciones de tarjetas de crédito en la República Dominicana ante el Departamento de Investigaciones de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología.

Carlos Eduardo Salinas Rodriguez